Bergman dejó plantados a los vecinos de Jachal

Sergio-Bergman-640x375

El 1º de marzo, en reunión con vecinos de Jachal (San Juan) el Ministro de Ambiente, Sergio Bergman, se había comprometido a visitar el pueblo en los próximos días para charlar in situ sobre las consecuencias de la minería a cielo abierto y fundamentalmente sobre el vertido de 5 millones de litros de solución cianurada proveniente de la mina Veladero que explota la multinacional Barrick Gold. Dicho incidente ocurrió el 13 de septiembre de 2015.

El derrame provocó la contaminación de 5 ríos de la zona y el hecho fue comprobado por pericias de la Policía Federal a los pocos días de ocurrido.

El 15 de marzo, mientras los vecinos ultimaban los preparativos para el encuentro, fueron informados por enviados del ministro Bergman de que no contarían con su presencia por motivos personales.

La noticia cayó muy mal entre los integrantes de la Asamblea Jachal no se toca y a pesar de que se habla de otro posible compromiso de visita, la imagen del ministro empieza a relacionarse con la de los funcionarios a los que ya están acostumbrados.

Una versión indica que la visita se vio frustrada gracias a la presión del ex-gobernador y hoy diputado José Luís Gioja, que amenazó con no darle los votos de su bancada en el acuerdo con los holdouts al oficialismo.

Los vecinos de Jachal continuarán con esta pelea hasta las últimas consecuencias, porque al igual que otros pueblos que luchan contra este flagelo, saben que no hay megaminería sustentable y que el costo humano y ambiental ya es evidente, en forma de cáncer, malformaciones, cosechas perdidas, animales muertos y una calidad de vida muy injusta. El agua, la tierra y el aire, elementos fundamentales para que la vida prospere están envenenados y a nuestros funcionarios parece importarles muy poco, siempre y cuando las multinacionales puedan seguir saqueando y contaminando a su antojo.

De un lado está el pueblo, con su dignidad, sus anhelos y su ferviente amor por la vida. Del otro, está el costo inhumano del poder.

Una victoria para Andalgalá

DSC_0160

La Corte Suprema dictó sentencia favorable al reclamo de los vecinos del pueblo Catamarqueño que se transformó en un símbolo de la lucha contra la megaminería.

Luego de un mes de acampe frente a Tribunales, el máximo tribunal le dio la razón al pueblo de Andalgalá y obliga a la Justicia de Catamarca a no rechazar el amparo presentado y a dictar nueva sentencia teniendo en cuenta estudios de impacto ambiental que demuestran que la megaminería contamina agua, tierra y aire, generando un perjuicio enorme para la salud de personas, flora y fauna.

Es un avance muy importante en la lucha y no hubiese sido posible sin el gran esfuerzo de todos los vecinos que se comprometieron y que vienen dando esta pelea desde hace años. Tampoco hubiese sido posible sin el apoyo inclaudicable de los integrantes
de Visión Sostenible, del equipo de legales, de las organizaciones que aportaron infraestructura, carpas, sonido, etc, de los artistas, de los organismos de Derechos Humanos, de los legisladores que apoyaron la causa, de las ONG´s y de todos los que de una u otra manera aportaron su grano de arena apoyando este último acampe todos los días y todas las noches durante un mes.

Esta sentencia es fruto de una voluntad inquebrantable en defensa de la vida. Es un gran avance, pero hay que seguir peleando. Se logró un incentivo para demostrar que no está muerto quien pelea y que sólo hay un horizonte y es un país sin megaminería.